¿Fabricar más y más rápido? ¿Hacer asequible a más personas el automóvil? La evolución de la técnica ha hecho que fabricar coches en el S. XXI sea mucho menos lesivo para los trabajadores que al inicio del S.XX. Veamos cómo ha sido la evolución de la cadena de montaje.

El inicio del concepto de cadena de montaje surgió con Henry Ford, pasando de la fabricación del vehículo sobre caballetes de madera por el mismo grupo de personas, a la  especialización en una sola tarea de los operarios introduciendo las partes en una  linea de ensamblaje. Esto significó un ahorro importantísimo en los costes de producción y un descenso en el precio final del coche lo que incremento sus ventas. Pero con ello también apareció el desarrollo de transtornos musculoesquéleticos por la realización de movimientos repetitivos y la alienación en el trabajo que retrato Chaplin en “Tiempos Modernos”

La evolución de la técnica trajo consigo el aumento de las ayudas mecánicas a los trabajadores para la realización de las tareas, aunque todavía con muchas de ellas repetitivas, poco ergonómicas e incomodas. En este video podéis ver el montaje del mítico “dos caballos”.

Pero, la evolución de la técnica nos ayuda y nos permite conseguir puestos de trabajo óptimos para los trabajadores: sustituyendo a las personas por robots en aquellas tareas en que es posible, utilizando alfombras deslizantes, etc.

Sin embargo, no debemos olvidar que, a pesar de todos los avances de la técnica, continuamos teniendo personas trabajando en esas líneas de montaje y que se siguen desarrollando TME en ellas. Para evitarlos, una de las mejores maneras es realizar de programas de fomento de la rotación entre los diferentes puestos, con lo que se disminuye la carga muscular por la repetición de tareas, y fomentar la realización de ejercicio (estiramientos y fortalecimiento) entre los trabajadores lo que redundará en una mejor condición física y con ello en un descenso de las lesiones.

Con todo lo que hemos avanzado en la técnica, trabajemos también los hábitos de los trabajadores.

Foto de Richard en Flickr Creative Commons.